jueves, 5 de mayo de 2016

CUENTO DE CLAUDIA

                       LA CASA ENCANTADA

Había una vez una niña y un niño llamados Alba y Daniel.
Los dos eran muy curiosos y al lada de su casa había una casa a la que nadie iba hacía miles de años.

Un día aprovecharon que no tenían que hacer nada y fueron a esa casa. Esta tenía siete ventanas de las cuales seis
tenían los cristales rotos y una gran puerta también rota.
Iban a ir con la amiga de Alba y el amigo de Daniel que se llamaban Laura y Jorge que también eran muy curiosos.
Entonces,  entraron y estaba lleno de todo tipo de bichos: cucarachas grillos y ¡¡ hasta murciélagos¡¡.
De Pronto, escucharon una voz...
Mostrando kids_4_smile.jpg


-¿Que ha sido eso?- Dijo Jorge.
-Seguro que ha sido el viento- Dijo Alba.

Siguieron caminando y al rato se escuchó otra vez.

- ¡ Me está volviendo laca ese ruido¡- Exclamó Alba.
-¡Vamos¡, ¿ a que estamos esperando?, ¡vamos a explorar la casa¡- Y empezaron a caminar


Al cabo de un rato vieron todos un gato negro encima de una nevera de playa.
Todos gritaron ¡¡¡Ahhhhhh¡¡¡ Qué miedo¡¡¡


El gato salió corriendo hacia una habitación del final del pasillo que tenía la tele encendida.

-¡Vamos a seguirlo¡- Dijo Daniel
Si- Dijo Laura segura.

Los siguieron y había una señora de pelo largo y negro con unos zapatos muy estilosos y un vestido negro.



-¿Quién es usted?- Preguntó Laura.
- Soy Doña María Ortega, la vendedora de zapatos.

Me dijo mi padre que es la señora que le vendía los zapatos cuando era niño.

-¿Quieren ser mis amigos?- Preguntó ella.
-¡Claro que si¡- Dijeron todos a la misma vez.

Y desde entonces todos los días iban a visitarla y a estar con ella toda la tarde.
Y, por supuesto, ¡ a merendar¡.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo,lo puedes hacer.